Páginas vistas en total

jueves, 26 de junio de 2014

CARTA ABIERTA AL DR. ÁLVARO RODRÍGUEZ TIRADO, DIR. GRAL. CENART

24 de junio de 2014
Dr. Álvaro Rodríguez Tirado
Director General del Centro Nacional de las Artes
P R E S E N T E


Desde muy joven intuí la relación que podía haber entre la ciencia médica y las artes creativas. Es así que a lo largo de mi variopinta formación fui acumulando experiencias y conocimientos que concretaron esa ilusión y ampliaron el horizonte de oportunidades para la aplicación de este maridaje disciplinar a favor del cultivo de la salud y el tránsito por la enfermedad como un camino de auto-conocimiento y transformación.

Definitivamente, una experiencia que catapultó mi motivación hacia estos temas en los años ochenta fue la historia del Dr. Hunter (Patch) Adams, a quien años después contacté a través de su página web y algún libro donde narra su experiencia de colectividad y sanación, a través de la creatividad y la risa en su rancho de Virginia.

Otro texto inspirador también fue el libro que recoge las experiencias de la Dra. Mary Rockwoodlane y el Dr. Michael Samuels, quienes dan testimonio de la aplicación de los programas de Arte en medicina en hospitales de Florida, Los Ángeles, Francia, Alemania, Australia y otros países del primer mundo.

Inspirado también por el libro del Dr. Alfred Tomatis, El efecto Mozart, y por Sonidos que curan del Dr. Mitchel Gaynor, así como por lecciones de física cuántica patrocinadas por Fritjof Kapfra y otros títulos que los crecientes años noventa del siglo pasado estaban dando a la luz, y mi exquisita formación holística en Iztac Multiversidad, la Escuela de Medicina del Westhill Institute, el Instituto Mexicano de Estudios en Longevidad, el Yoga Center  y el International Kinesiology College, decidí enfocarme al tema con ánimo creativo y práctico. Así es que fundé Arte y Curación, una suerte de consultorio-escuela,  y  construí un seminario de dieciocho horas llamado Arte curativo, en el que se exploran cuatro lenguajes básicos (la escritura, el dibujo, la danza y la música) a través de ejercicios motivacionales que resaltan las habilidades creativas innatas del individuo orientadas hacia un fin específico: la sanación. Asimismo, se exploran algunas de las artes curativas como el auto-masaje, el Yoga, la meditación, las flores de Bach y la Kinesiología, y se les mira como una experiencia estética, asociándolas con el arte.

Este programa fue impartido en centros de salud como Yambarí Spa, El museo de la Ciudad en Querétaro, el Centro Holístico Vida Armónica y el Centro Holístico Xilami. Todas estas experiencias las llevaba a un programa de radio que se transmitió por Radio Fórmula Querétaro todos los sábados del 2003, Caleidoscopio de vida, que yo mismo producía y conducía. 

En esta búsqueda por hacer llegar el curso y la visión del arte y la cultura como herramientas prácticas para la vida, quise orientarme hacia las empresas, donde se encuentra gran parte de la población económicamente activa y dispuesta a nuevas experiencias, cautiva en un solo lugar. Así es que tuve alguna experiencia con Seguros Monterrey, en la fusión de Daymler-Chrysler, Nestlé, siempre en fusión con otras compañías de desarrollo como Valinca, o Adelanta Consulting; en el Hotel Spa La pitaya, en Hacienda-Spa  Sepúlveda, en la formación de terapeutas.

El ejemplo contundente de que en Europa Unilever estaba haciendo transformaciones internas a través del teatro y la música, así como la aparición de artículos sobre el tema en revistas como Líderes y el boom de la risoterapia alentaron mi propósito, fundé MOMENTUM eclosión multidisciplinaria, arte que promueve el rendimiento y comencé a hacer propuestas en Bimbo, Motorola, Pfizer y Procter / Gamble, mismas que no culminaron con éxito, a pesar del entusiasmo y el convencimiento de algunos de sus ejecutivos, pues los indicadores de desempeño con los que suelen medir sus proyectos no sirven para evaluar las habilidades blandas que se desarrollan con la creatividad. Hace falta encontrar la unidad precisa para reportar el Retorno a la Inversión de estos programas.

Di conferencias sobre salud holística en Sport City y en el Instituto Mexicano del Seguro social con el convencimiento de que tarde o temprano los artistas-terapeutas podríamos infiltrarnos en el rígido esquema de la medicina institucional, lo cual no ha sucedido todavía.

Ni los cursos sobre terapia del arte, ni las charlas introductorias, ni los testimonios cada vez más impactantes de remisiones espontáneas en presencia de la acción creativa en todas partes del mundo, ni los cientos de publicaciones han podido incidir en el dogmatismo cientificista de las cúpulas de la administración médica para darle cabida a programas que se acerquen mínimamente en nuestro país al enfoque integrativo de la medicina actual.

Lo más cercano a la realización del sueño de amalgamar estos dos polos de una misma bendición han sido los foros de arte y empresas en los que participé con la empresa Expandart en 2008, 2009 en el Museo de Antropología de la Ciudad de México y en el Palacio de Bellas Artes, respectivamente, en los que ha quedado manifiesto que la expresión creativa, el contacto con el arte y la música, favorecen el ambiente laboral y fomentan la integración. Pero todavía se queda muy lejos del verdadero efecto transformador de la creatividad en cada individuo. Todo esto sigue viendo al artista y al arte como algo lejano, ajeno, distante de la vida cotidiana.

En 2011 junto con mi esposa, Claudia López Vargas, fundamos Sombra Personal Coaching y Arte Duro Curators / Dealers,  para separar los temas del desarrollo personal, el esoterismo y la terapia de los de la promoción del arte y la crítica. Sin embargo, sentimos que ambos proyectos forman parte de nuestra experiencia y visión conjunta.
En 2013 asistimos al 1er. Congreso de Arte y Negocios en el Centro Cultural Coyoacán Hugo Arguelles. Fue toda una semana de testimonios y charlas sobre cómo vivir haciendo arte en México. Algunos ejemplos de éxito como la revista Algarabía, de la Maestra Pilar Montes de Oca, el Festival Internacional Cervantino; casos aislados de personalidades solares como el físico Juan José Díaz Infante, que puso un satélite en órbita, con el apoyo de CONACULTA, o el sesgo comercial que está explotando Blackberry al fomentar conciertos en su foro, son ejemplos que inspiran y motivan a seguir cada quien con su sueño. Pero, la verdad es que no hay una industria, ni políticas públicas ni programas que permitan a una persona física emprender una idea sustentable a partir de sus talentos. O si las hay, como en el caso de la incubadora de empresas de la Secretaría de Economía, o ahora el Instituto Mexicano del Emprendedor para PyMES, no tienen la visión de los indicadores necesarios para argumentar la inversión de capital y tasar el Retorno a la Inversión real en este tipo de economía creativa.

Lo único que queda después de experiencias de este tipo es la satisfacción de saber que somos muchos locos pensando parecido, pero que todos nos las vemos negras para sobrevivir. Fuera de eso no sé de reuniones de seguimiento o de planes y acciones donde se haya aterrizado el aprendizaje obtenido de estas jornadas.


Recientemente, ha sido muy grato asistir al seminario Arte y Ciencia: Terapia y Pathos en el arte, que realizó el CONACULTA, a través del Centro Nacional de las Artes los pasados días 19 y 20 de junio de 2014, donde se abordaron diversos temas relacionados con la creatividad y la ciencia, desde una perspectiva institucional. Se antojaba que aquello estuviera nutrido de eventos artísticos donde quedara patente dicha colaboración. Aún así la muestra en video de la exposición de la Maestra Calatayud no fue suficiente para que los asistentes visitáramos la sala. Hoy en la ciudad se exponen varias muestras que podrían haber sido mencionadas (Museo Universum, Museo del Eco), la conferencia sobre la historia clínica de Wagner no aporta al debate, es anecdotal. Lo que interesa, en todo caso, es el estudio del efecto de su música en el cuerpo y en las emociones.

La calidad del discurso de la mayoría de los ponentes fue exquisita. Todos maestros en su materia, sobretodo, los del lado científico. Sin embargo, el enfoque que se le sigue dando al arte no llega a ser tan claro como el papel de la ciencia. Todavía al arte se le ve desde cierta distancia, quizás hasta más inasible que la ciencia. Hay muchos más mitos y misterios hacia la estética que hacia la física. Y eso que no se habló de estética, tan sólo de creatividad.
Una delicia escuchar hablar a Jorge Volpi sobre la ficción del self, y al Dr. Prospéro, así como oír el reclamo puntual de la Maestra Sabina Berman cuando dice que urgen narrativas de colectividad. Efectivamente, la narrativa del individualismo no nos ha permitido integrarnos y comunicar nuestra riqueza.

El ejemplo más conmovedor y contante es el de Emiliano Gironella Parra, quien no sé si por una suerte de rebeldía hacia su propia historia o como consecuencia de la misma ha tomado la estafeta para volcar su energía facilitando la creatividad de grupos de niños huérfanos de padre, víctimas de la guerra contra el narcotráfico. Los acompaña de manera terapéutica a vivir su duelo y a transformar su realidad en un cuadro lleno de esperanza. La frase del niño en el video que grita “Me encanta esto” es insuperable.
Sin embargo, me preocupa que estos ejercicios creativos, que no tienen mayor técnica ni apoyo estético, entren pronto al circuito comercial del arte y se ostenten como tal, lo cual sería grave, y más si es promovido por un artista de la talla de Emiliano.

Considero que este encuentro ha tenido un gran valor y que sería una pena dejar que se diluyera su impacto en otro evento más sin seguimiento. Propongo una serie de mesas de trabajo o talleres para discutir, desde la perspectiva de la sustentabilidad educativa y económica, la incorporación de la experiencia de muchos de los asistentes a programas de ciencia y arte relacionados con la visión del Centro Nacional de las Artes, a través del cual, quizás, se pueda establecer un vínculo con la Secretaría de salud, de economía,  y la de Educación Pública para aterrizar los enormes beneficios que esta visión holística reclama.

Agradezco el tiempo, la atención y la respuesta que sirva dar a la presente y me despido de usted enviándole un abrazo fraterno.

Lic. José Manuel Ruiz Regil
josemanuelruizregil@gmail.com
Facebook
/ArteDuro
/Hablar de libros
/Los cuentos del capitán
/Sombrapersonalcoaching
/Sombrapersonalcoaching

No hay comentarios: