Páginas vistas en total

miércoles, 28 de agosto de 2013

...

 
La continuidad que sugieren los tres puntos que lleva por título la exposición del artista visual Eduardo Romo es la síntesis del tiempo de trabajo en la que confluyen las líneas de investigación estética de este autor desde 1987 a la fecha, y que le han merecido reconocimientos y becas por parte de instituciones nacionales y extranjeras como son la Beca del Sistema Nacional de Creadores de Arte en 2008, la de la Secretaría de Cultura del Gobierno del Distrito Federal en 2006, la del Instituto de Cultura de la Ciudad de México en 2002, o la del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en 1999, por mencionar algunas. Así como el 3° Premio de adquisición en la XI Bienal Internacional de Escultura en Piedra, “Nantopietra 2001”, Vicenza, Italia o la Beca de Residencia Artística, en el Vermont Studio Center (VSC), Johnson, Vermont, E.E.U.U. en 1997.
 
Cada punto representa una dimensión de tiempo: pasado, presente y futuro en un continuum de creación que ahora muestra en Machado Arte Espacio para que quienes lo han seguido tengan oportunidad de redescubrir sus piezas, y quienes se encuentran con sus propuestas por primera vez tengan una visión contextualizada de su trayectoria.
 
Continuum está dividida en cuatro vertientes que definen el trabajo de Romo: Resignificaciones, Prototipos similares, Espacios en desarrollo y Cuerpos escultóricos (dibujo digital).  Cada veta explorada hasta sus últimas consecuencias con la característica síntesis y pulcritud conceptual y ejecucional que acostumbra el autor. Como él mismo dice "mi idea de arte es, entre muchas cosas, ver y representar lo común como muy poco común". Esto lo prueba resignificando objetos cotidianos en los que una afilada reflexión sobre la calidad estética de la cosa la reubica dentro de la realidad como un artificio distinto, sin otro fin más que el de su existencia fenoménica. Sin embargo, esta selección no es casual. Establece siempre un diálogo de formas y de interacción entre ellas que evoca, rinde tributo o trastoca la tradición o el origen que la provocó. Re pensar las cosas es transformarlas, y para ello la mirada volumétrica de Romo ha demostrado un gran oficio.
 
Flores es su más reciente aventura de resignificación. En ella el autor ha encontrado diversas soluciones creativas de descomposición, desagregando elementos, interrumpiendo líneas, evidenciando otras, hasta llegar a construir una celosía floral que otorga una cualidad orgánica a un objeto de origen industrial a través de la interpretación estética.
 
Prototipos similares evoca los diseños de Da Vinci, las arquitecturas contradictorias de Escher, ofrecen una revisión del espacio a partir del objeto que lo evidencia en una danza alternativa entre la forma y el vacío. Entre el sonido y el silencio, a través de una escultura musical que vuelve sobre sí misma, como un rollo de pianola en el que las notas están señaladas por pequeños orificios practicados al papel. Dentro y afuera unidos en un objeto detenido o a punto de empezar a suceder. Los trazos auxiliares y leyendas inscritas sobre la madera con lápiz o bicolor contribuyen a la simulación del carácter de realidad utilitaria de la pieza. Rótulas, ejes, discos paralelos, bobinas engarzadas talladas en madera restallan el signo de la rueda más allá de lo útil, como la pieza tecnológica más revolucionaria que ha dado la historia de la humanidad. Máquinas imposibles, ingeniería del ocio, juguete estético cuya belleza pone en marcha toda la imaginación.
 
Espacios en desarrollo ofrece una visión del tratamiento del espacio, el volumen, los planos, las texturas y el ritmo en una serie de piezas muy diversas, pero que guardan una esencia común: la posibilidad de un ensamble sensual. Desde el planteamiento de cada una el espectador sucumbe ante una ruptura inesperada que puebla de sentidos el objeto intervenido.
 
En la serie de Cuerpos escultóricos los poliedros generados digitalmente parecieran cuerpos geométricos estilizados. En ellos Eduardo busca el Polícoro, esta reunión de dimensiones, quizás, sólo posible en planteamiento y que hasta ahora difícilmente se ha podido materializar. Es este ideal lo que empuja al artista a pasar del papel y el carbón al tablet, y explorar sus aplicaciones hasta sus últimas consecuencias rumbo a la construcción, re-construcción y de-construcción de un plano, generando la ilusión de una cuarta dimensión en un espacio bidimensional (la pantalla).
 
Una exquisitez son Las cajas del tiempo en las que la inminencia del ensamble es una sugerencia para la vista. Formas, ángulos y equilibrios de alto riesgo logrados con la difícil sencillez que sólo se logra a través del ejercicio continuo del oficio”.
Para conocer más del autor visite: eduardoromo-artistavisual.blogspot.com

José Manuel Ruiz Regil
Anallista cultural.
 
Esta exposición se inaugura el sábado 31 de agosto a las 12 hrs. en Machado Arte Espacio. Oklahoma 127 Col. Nápoles.


Tel. 63 63 43 07


Mayores informes al Tel. 044 55 54 01 02 30 con la Lic. Claudia López Vargas
Director de Relaciones Públicas de ARTE DURO, Gallery, Curators & Dealers  arteduro.dealers@gmail.com

No hay comentarios: