Páginas vistas en total

jueves, 16 de febrero de 2012

Always Franco

Pieza de fuerte ironía que ha cimbrado las buenas conciencias de España en Arco 2012. Nuevamente, parece que estamos ante un hecho estético de implicaciones políticas, sin ser propaganda, como mal nombra Jaime Alonso, Viepresidente de la Fundación Franciso Franco. Quien dice: "Arco debe velar y distinguir entre lo que es arte y lo que es propaganda. La feria debería valorar lo que se expone en ella". Y además, ofrece presentar una demanda civil contra Merino y estudiará la presentación de una demanda penal. Considera además a Arco y a Ifema, el recinto ferial que acoge la feria, responsables civiles subsidiarios.  Se está ofendiendo gravemente al anterior jefe del Estado, al que se está caricaturizando, y convirtiendo en guiñol a alguien que merece un respeto, manifestó. Se trata de una persona que merece un tratamiento adecuado y no podemos caer en la gratuidad de la ofensa y permitir que, por un pretendido interés artístico, se comentan estas ofensas", añadió.

Asociar la imágen del dictador al ícono más representativo del régimen capitalista es una humorada que denunia el control político e ideológico que no solo España, sino el mundo entero está viviendo a través del branding. Una metonimia en la que lo único que cambia es el polo del poder. Pero a fin de cuentas siempre lo mismo -guardadas sus distancias-.  

Me pregunto si la mayoría de los Españoles demócratas -o los demócratas del mundo- estarán de acuerdo con velar esta figura, y si no será momento de refrescarla para aprender de la historia y estar alertas de no repetirla.

Si no es a través del arte que una sociedad sana sus heridas, elabora su historia, y exorciza sus demonios, entonces ¿cómo?

Crisis, el arte de la crítica felicita a Eugenio Merino por su valor auto-crítico. 
 
Comenta.

No hay comentarios: